Las células madre no curan diabetes

La cura para diabetes, Parkinson, enfermedades autoinmunes, epilepsia e incluso várices, es prometida por opciones terapéuticas que aseguran emplear células madre.

Sin embargo, cualquier tratamiento de este tipo -a excepción del trasplante de médula ósea- se encuentra en fase experimental, según se explicó en el foro «Tratamientos de pacientes con células madre: ¿realidad o fraude? que organizó el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).

Las células madre tienen la tarea de reparar los tejidos o sustituir las células que se van perdiendo rutinariamente por el envejecimiento o lesiones. La terapia celular aceptada por el marco regulatorio venezolano, permite el uso de células provenientes de la médula ósea y el cordón umbilical, las cuales son capaces de generar células de sangre.

A pesar de que dicha legislación tiene dos años en ejecución, todavía es frecuente encontrar ofertas para devolver la salud gracias a supuestas opciones terapéuticas con células madre.

«Todos estos tratamientos son falsos. Para desarrollarlos es necesario seguir protocolos experimentales, aprobados por comisiones de bioética y consentimiento informado del paciente, todo lo cual garantiza la calidad y seriedad de los resultados» destacó Nelson Hernández, coordinador del Programa de Trasplantes del Ministerio para la Salud.

Aplicar este tipo de terapias sin cumplir con los procedimientos señalados supone además de una estafa un riesgo para el paciente, pues pueden desencadenar efectos secundarios. «Las células madre pueden acabar colonizando otros tejidos y causar alteraciones celulares y tumores, sobre todo cuando no son ubicadas en las zonas de donde se originan» explicó Hernández.

Hasta el momento, el tratamiento en hueso, córnea y piel con células madre se encuentra en vías de aprobación. Con la autorización de los respectivos comités de bioética, la Unidad de Terapia Celular del IVIC ejecuta un protocolo de investigación el cual se está aplicando en pacientes del Hospital Universitario de Caracas. Solo cuando los procedimientos cumplan con todas las fases de experimentación requeridas, se podrán ofrecer de forma segura.

El instituto señala que una de las estrategias manejadas por centros de almacenamiento de células madre es el de recolectar la de los recién nacidos a través del cordón umbilical, al respecto, indican que estos centros no siguen las normas requeridas para mantener el buen estado de las mismas y garantizar su utilidad posteriormente.

«Los criterios de calidad para almacenar la sangre son tan altos que por lo general se descarta entre 30% y 40% de las tomas recolectadas en bancos de cordón públicos en países como Estados Unidos» afirmó Christiane Saltiel, directora del Banco Municipal de Sangre de Caracas. Para cumplir con las normas y los controles permanentes que se exigen es imprescindible una gran inversión de recursos económicos.

Por ello, resulta poco probable que las células de sangre de cordón almacenadas en bancos privados en Venezuela, estén capacitadas para funcionar cuando se les requiera. La estadística limita aún más el empleo de éstas células, pues las probabilidades de que un paciente pueda usar sus propias células es de 1 a 200.000 cordones guardados.

«El uso de las células madre es difícil de comprender, no solo para la embarazada que quiere lo mejor para su hijo sino también para la comunidad médica, porque es un tema muy especializado que se presta para el manejo inadecuado de la información y la confusión de la población» destacó Saltiel.

Este post se basa en el tema «Las células madre no curan diabetes« publicado en Diabetes Foro.

Puedes ver los comentarios de los miembros del foro y hacer los tuyos en «Las células madre no curan diabetes«